El gato más caro del mundo

Siempre que pensamos en algo caro, tendemos a relacionarlo con algo exclusivo, y cuando hablamos de cuál es el gato más caro del mundo esta premisa se cumple. Por tanto, cuando hablamos del gato de mayor valor no nos estamos refiriendo en ningún momento al gato más bonito del mundo, ya que no tiene que ver una cualidad con otra.

El gato más caro del mundo es un animal muy exclusivo, creado en un laboratorio por parte del hombre, por lo que se puede decir que es un animal fabricado en una probeta. Su creador es la empresa de origen americano, Lifestyle Pets, dedicada al mundo de la genética en los animales.

gato mas caro del mundo

Más detalles sobre el gato más caro del mundo

Hasta ahora sabemos que el gato más caro del mundo es objeto de un experimento en un laboratorio. Pero debemos profundizar más sobre este animal, conocido como el gato Ashera.

Realmente cuando hablamos de un gato ashera estamos haciendo referencia a una especie creada en el laboratorio. Pero podemos crear un gato con las características que deseemos: color, tamaño, pelo hipoalergénico… dependiendo de las características que elijamos aumentaremos más o menos el presupuesto. El gato Ashera es solo uno de los modelos que podemos elegir de una amplia lista.

Pero volviendo a centrarnos en el gato Ashera, el cual se ha designado como el gato más caro del mundo, debemos decir que es una raza creada a partir de varios cruces de distintos gatos con un componente de biotecnología. Para crearlo se ha elegido un gato doméstico (de los que podemos ver en cualquier casa o incluso por la calle), junto al Leopardo asiático y un Serval Africano. Por esta razón tiende a tener un aspecto muy similar al leopardo.

Podemos imaginar lo que supone para una persona adinerada contar con un gato que parece un leopardo o guepardo, de más de un metro de longitud y que debe sacarlo a la calle para que pasee y haga sus necesidades: un auténtico éxito entre las personas que lo rodean por tener un “producto” totalmente exclusivo. Salvo por este detalle, este animal tiene el mismo comportamiento de un gato doméstico.

Hay que tener en cuenta que estos gatos son totalmente estériles, por lo que no es posible su reproducción y siempre serán creados en el laboratorio. Es una de las técnicas que se han utilizado para conservar la exclusividad de estos animales.

El gato más caro del mundo: precio

Aunque el gato Ashera es el gato más caro del mundo no tiene un precio específico. Su precio está entre los 17.000 y los 96.000 euros, y es que aunque existen unos 100 ejemplares, normalmente su precio depende de la forma de venta que se ha llevado a cabo.

Si estás pensando en comprar un gato Ashera, como ves es un capricho muy caro, tan solo disponible para algunas personas privilegiadas. Y es que tener el gato más caro del mundo en tu casa es para muchos un signo de éxito, y no un preciado animal de compañía.

¿Qué opinas tú? Deja tu comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *